¡Si Queremos formar adultos exitosos en los negocios y en el ámbito personal, debemos educar muy bien a los niños para que puedan llegar bien a esta etapa! Es importante fomentar les el valor de la responsabilidad.

La riqueza se trabaja desde muy pequeños, es importante que la educación vaya de la mano con inculcar esas costumbres que pueden hacer a las personas adineradas. Quédate hasta el final y comparte.

El gran empresario Robert Kiyosaki, ha sido desde siempre un estudioso de las finanzas y de cómo las personas pueden volverse económicamente sustentable. En esta oportunidad nos trae las cuatro claves fundamentales para formar niños ricos.

1. Los niños y el dinero

Kiyosaki asevera que los pequeños de en la actualidad tienen más ocasiones de generar dinero que los de otrora.

Su ventaja se encuentra en la enorme cantidad de dispositivos móviles con los que cuentan y que les dejan tener todo género de información a la mano.

2. El difícil camino del emprendimiento

“Ser emprendedor es sumamente bastante difícil, mas ser empleado es muy fácil”, asegura Kiyosaki siendo cuestionado sobre por qué razón hay tan pocos emprendedores, si es el mejor camino para conseguir dinero.

Otro factor que afecta el desarrollo del emprendimiento es la deficiente educación que brindan los progenitores y las escuelas, quienes preparan a pequeños y jóvenes para ser empleados y no empleadores.

3. El estado fallido

Ya antes de su reciente visita, Robert Kiyosaki apunta que tiene temor de venir a Mé­xico, debido al entorno de inseguridad que se experimenta en el país.

“Hace poco, un amigo mío fue asesinado al pasar la frontera. Los narcotraficantes son cada vez más fuertes”.

Como ocurre en otros lugares, poco a poco más personas se introducen a las bandas delincuenciales debido a la carencia de empleo.

4. El asistencialismo

Para enseñar la impor­tancia de instruir a los pequeños a generar riqueza, Kiyosaki ocupa un viejo proverbio chino: “Dale un pez a un hombre y va a comer un día. Dale una caña y enséñale a pescar y va a comer el resto de su vida”.

Si quieres escuchar este post, aquí tienes el audio, ¡disfrútalo!