¡Cuando tenemos toda una vida trabajando lo único que queremos es que al envejecer podamos Hacerlo con un buen colchón económico! Esto para disfrutar mucho mejor de esta etapa dorada de la vida.

Es muy importante tener en cuenta que debemos trabajar duro durante todos los años de nuestra juventud para que al momento de retirar nos podamos hacerlo sin preocupaciones. Quédate hasta el final y comparte.

Pensamos que por ser joven es ese momento de la vejez está muy lejos de llegarnos, Lo cierto es, que la vida es corta, se va en un abrir y cerrar de ojos y cuando menos lo esperamos ya estamos entrando en la jubilación.

Por esto, te traemos 4 consejos fundamentales para que pueda tener dinero al momento de tu jubilación. Toma nota de ellos y comienza a planear tu vejez con una holgadez económica qué te servirá para vivir estos años dorados.

freepik.es

1. Mente sana

Evita atascarte, practica algún deporte que te sostenga activo y feliz, aprende idiomas o bien vuélvete el mejor en tu hobbie preferido.

2. Comienza por lo básico

Tal vez contratar una alternativa de fondos de inversión o bien un seguro de retiro suene algo compleja, comienza por lo simple

Examina exactamente en qué Afore estás y cerciórate en estar en alguna que te dé un buen desempeño, cuando des ese paso contratar un producto auxiliar va a ser una labor menos difícil.

3. Evita que se haga pesado

¿Alguna vez adquiriste un par de zapatos que te hirieron y no podías retornar?, imagina que cada mes destinas dinero a un gasto como eso, en su sitio destínalo a tu vejez.

Considera que ese dinero que no vas a gastar el día de hoy te librará de trabajar o bien de depender de otros cuando acabe tu etapa laboral.

4. Visualiza de qué forma deseas vivir

Debes sostener una idea de cuánto vas a recibir como pensión si sostienes tu salario hasta los sesenta y cinco años y si solo ahorras en tu Afore.

Con ese número en mente traza un plan para destinar una cantidad fija por mes a tu Afore o bien a algún producto de retiro que te ofrezca mejores condiciones o bien rendimientos.

Si quieres escuchar este post, aquí tienes el audio, ¡disfrútalo!