¡El Ingenio humano no tiene límites, y Eso se pone de manifiesto en cada momento en que vemos personas en prendiendo y saliendo adelante! Hay que sobreponerse a las situaciones difíciles que nos de la vida.

Es muy importante salir adelante sin importar que tan difícil sea el camino, debemos tener en cuenta que la recompensa final será la que nos traiga la gloria. Quédate hasta el final y comparte.

Sobre todo cuando se trata de personas latinoamericanas, quienes son expertas en superar los malos momentos y dificultades que la vida les pone, somos personas qué podemos resolver sin importar qué tan mal vayan las circunstancias.

Cristóbal Miguel García Jaimes, de diecinueve años de edad, trabaja como velador en un edificio en la colonia Roma de la Urbe de México; ahí tiene un espacio para vivir y recibe un salario mensual.

Fue a los diez años cuando Cristóbal encaró su primera debacle: su madre enferma de insuficiencia nefrítico y debe separarse de ella a lo largo de un año.

Al cumplir los once, su padre decide separarse de la familia, entonces se queda al cargo de su madre y hermanos.

Al estar al cargo de su familia, Cristóbal Miguel se vio obligado a trabajar. Fue peón, obrero, carni­cero, vendedor de pan y dulces. “Mi mamá me forzaba a llevar el pan en una canasta a fin de que perdiese la pena.

Cuando entró a la secundaria, el joven se enteró de la existencia de los llamados Concursos académicos, que contemplan temas que se ven en las 8 materias que se dan a este nivel: “Me metí, me gané el primer sitio y seguí.

tuinterfaz.mx

Me mandan al concurso de zona, representando a la Secundaria Técnica No. treinta y ocho, y de 8 secundarias quedo primeramente.

Cristóbal Miguel se ha hecho renombrado en México y el planeta merced al mini acelerador de partículas más asequible del planeta que construyó

Hoy en día, trabaja en múltiples proyectos: desarrollo de biodiesel con una planta silvestre que puede medrar tanto en entornos demasiado fríos como muy cálidos.

La utilización de un pez que se ha transformado en una plaga que produce pérdidas por cincuenta y seis millones de pesos anuales a los pescadores para fabricar comestible para ganado

Sus metas son consistentes: mediante la Fundación Ciencia sin Fronteras, Cristóbal Miguel busca impulsar la ciencia y la cultura en México, ofertando apoyo a los jóvenes que deseen desarrollar proyectos y seguir estudiando.

Si quieres escuchar este post, aquí tienes el audio, ¡disfrútalo!